Yo tenía un sueño de España… pero ese sueño murió hace tiempo. El que me acunará esta noche, será mejor. Mi guía en los Años Oscuros. Y vivirá por siempre jamás. Ej12Ms

23 feb. 2017

Golpe de(l) Estado



Siempre el traidor es el vencido, y el leal el que vence... 

dijo Pedro Calderón de la Barca, y quien estas sabias palabras dudare, siempre tendrá una chanza irreverente, cómica y fantasiosa, dirigida por el bufón de la real corte de la desnudez, en la que la realidad de una conspiración quepa en el guión de una película de serie b... una desfachatez con la que embadurnar los designios de pocos sobre muchos... el monólogo profano que hace reír a los aterrados en las sesiones cómicas del sábado noche... un último servicio a la gran ramera sedienta de sangre de hombres leales traicionados en nombre de la servidumbre que perfuma las cloacas de la casa grande.
Pero es el leal el que vence.
Es el mejor consuelo.

21 feb. 2017

Crónicas de la resistencia (III)


Durante las últimas maniobras y barrigazos, he vuelvo a advertir un fenómeno peculiar en un largo etcétera de municipios de la Ítaca de los mil años, y que podría resumirse en la aparición, mariana, de un apéndice a modo informativo con el que la villa y corte se vanagloria de su anhelo por la independencia, panacea que ha de traer la electricidad barata, el Nivel C sanguíneo, renta básica universal y el harén del califa.
Ha sido en el trayecto de vuelta al Cuartel General, tras dejar atrás un sinfín de kilómetros por carreteras comarcales, regionales, pedanías y el hort de lechugas del avi Siset.
Bajo la nomenclatura de las divisiones panzer, la sentencia: municipio por el hecho diferencial.
La mayoría de ellas quedaban atrás con un parpadeo, quizá una triste parada auspiciada por el semáforo tristón que busca cariño en una carretera solitaria, pero si mirabas por el retrovisor, amenazante, la rotundidad de la afirmación se veía reflejada acompañándote durante un largo trecho, hipnótica... estate al loro, colono... aquí sólo súbditos...
La noticia no es fresca, hace algunos días que ronda por las crónicas de la resistencia, pero hoy leía que el rebelde que hará unos días, encorajinado ante tanta chulería a cargo de lo público, decidió emprenderla a patadas con el recio acero de la convicción informativa -y fueron tantos sus estacazos y tantas sus embestidas que, a no mucho tardar, la inocente, alegre y científica señal de tránsito dio con los dientes en el asfalto-, ha sido empitonado según dictan los cánones del estado de desecho.
Influyó que pasara por allí un buen samaritano armado  con su celular inteligente, cuya grabación en alta definición puso en aviso a los voluntariosos por la voluntad del municipi, los cuales salieron prestos a la cacería a lomos de sus perros de presa. La colaboración ciudadana, tan efectiva en estos agravios identitarios, no tardó en dar sus frutos, según narran los rotativos de la tarde, y el violento fascista que osó emprenderla con el cartel tomándolo por chuloputas, ya descansa en el más negro calabozo del palau.
El papelajo del sargento chusquero lo dice bien clarito: de vuelta al redil, dí «hasta luego» al tercer grado, pelanas, que lo tuyo son actos legítimos en defensa de la unidad de España, y eso son delitos de odio, botifler.
Así están las cosas, monos.
La moda del Blanquerna... los lloros, los odios...
... la náusea...

19 feb. 2017

Poitiers 2.0


16 feb. 2017

Sucesiones


Del puño del Estado, el lumpen que pace en el valle de lágrimas ha de sucumbir bajo el peso de la herencia; dos ojos y el hígado, impuesto de medio millón porcentual sobre el montante de la hacienda privada, derecho público al usufructo, redistribución del sudor ajeno.
De la gracia de Dios, el don del ora et labora galopando a ritmo de la genética ideológica, de tal palo tal astilla...
A estibador muerto, estibador puesto.
Cosas dinásticas.


14 feb. 2017

Ideologías por San Valentín


En el 2016, 53 mujeres fueron asesinadas por sus maridos u novios en España.
Cincuenta y tres.
De las maltratadas, las que sufren en silencio golpes, menosprecios y demás virtudes de manos de los cobardes que se las dan de "hombres", no hay estadísticas fiables, pero serán muchas viendo las particularidades de la generación de bien preparados que pululan entre nuestros conciudadanos.
Poniendo los números en perspectiva, cincuenta y tres es un número menor comparado con las cifras que presentan los países en los que se refleja el soñado estilo de vida del españolito afín a la corriente modernilla, de mierda. El norte utópico, con su laicismo ilustrado y el multiculturalismo welcome, el todopoderoso Estado eutanásico y los superventas literarios pródigos en el género neutro de la anti-heroína punk.
Y es en el momento exacto en el que te sientas a escribir cuatro líneas con intención de desentrañar la razón de la encierran los datos, tras leer varios artículos, ver un par de gráficos y pensar un poco qué quieres decir y cómo vas a hacerlo para que se entienda bien... en ese instante, decía, es cuando un soplo de la providencia te acerca un retal de periódico en el que aparece la sabia -la progr(h)ez siempre adelantada a su tiempo- diciendo que los valores tradicionales, el matrimonio cristiano y la ideología conservadora... encarnada en el PP (y Franco, olvidó recalcar)... son la raíz primigenia de la violencia, y, apabullado por la profundidad del gaznate del que brotó tamaño regurgito, opto por cruzarme de brazos, encenderme un pitillo y al que Dios se la de, que San Pedro se la bendiga.
Sea en familia, o en tribu.